CÓMO INVOCAR LA PROTECCIÓN DE LOS ÁNGELES

CÓMO INVOCAR LA PROTECCIÓN DE LOS ÁNGELES

Los ángeles son mensajeros de Dios. Por eso, no importa cuál sea la religión que vos practiques, siempre podrás invocar la protección angélica sin renunciar a tus creencias ni modificarlas en lo más mínimo. 

En cuanto a qué es lo que suelen ofrecerte: los ángeles pueden ser el instrumento de tu paz, de tu prosperidad, de tu curación, de tu protección. Por lo tanto, pueden ser el instrumento de tu felicidad.

Puedes invocarlos cuando tengas un problema de dinero, un malestar espiritual, cuando necesites preservar tu salud o la de tus seres queridos, cuando necesites protección o consejo para llevar a cabo una empresa difícil… Ellos te guiarán diciéndote lo que tienes que hacer; aunque, quizá, no de una manera literal, sino de una forma que vos tendrás que saber interpretar. La invocación a los ángeles no tiene restricciones. Podrás llamarlos todos los días, cada vez que los necesites.

AFIRMACIÓN

Una afirmación es la ratificación, la objetivación de nuestra fe en lo que estamos llevando a cabo y en el ángel o los ángeles que vamos a invocar. Por tener un sentido positivo muy fuerte, las afirmaciones constituyen un excelente modo de preparar el camino para la invocación.

Una afirmación tipo, en el caso de la Invocación Angélica, sería, por ejemplo:

“Los ángeles son seres de luz capaces de darnos sabiduría, paz, salud, serenidad, calor. Habitan en un plano diferente del físico y son mensajeros de Dios. Invocándolos y pidiendo su ayuda, estamos llamando y solicitando la ayuda divina”.

INVOCACIÓN

Consiste en pronunciar una oración pidiendo la presencia del ángel. El tipo de oración depende del ángel que se invoca.

Tres son los elementos que no pueden faltar en una invocación:

• el nombre del ángel que se invoca

• el nombre de quien lo llama

• la celebración o elogio al ángel

Es importante que pronuncies el verbo “invocar”, ya que es un tipo de verbo de los que suelen llamarse performativos, es decir, que realizan por sí mismos la acción que enuncian. Esto significa que, así como el acto de prometer se lleva a cabo al decir “yo prometo”, el acto de invocar se lleva a cabo al decir “yo invoco”. Esto no ocurre con el resto de los verbos, ya que decir, por ejemplo, “yo corro” no implica que, al pronunciar dicho verbo, se esté realizando el acto de correr.

Fuente: SCRIBD

NAMASTE

En Pienso en Positivo te recomendamos este hermoso producto, conéctate con tu ángel…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 

Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.

Suscríbete a Pienso en Positivo

Para mantenerte al tanto de todo lo nuevo en nuestra web

Elige una o ambas*

Loading

Producto agregado!
¡El producto ya está en la lista de deseos!

Shopping cart

close