LA VIDA POST CUARENTENA

Admin/ agosto 28, 2021/ Mensajes positivos

Hace unos meses la terrible noticia nos agarró por sorpresa y, sin saberlo, nuestros mundos se vieron afectados en todos los aspectos. Al principio, el aislamiento fue (hasta cierto punto) muy sencillo: algunas chicas se convirtieron en reposteras, otras en expertas fitness y unas solo se enfocaron en sobrevivir. Pero, ahora que esto está terminando e intentamos regresar a lo que teníamos definido como vida, es momento de sentarnos a analizar exactamente qué fue lo que vivimos.

Lo que ocurre es parecido a cuando terminamos una relación con el corazón destrozado y, aunque en ese momento solo pensamos en salir de esa, una vez que le damos cierre nos llega un momento de claridad postraumática, donde verdaderamente podemos analizar la odisea que atravesamos y todo lo aprendido.

No hay nada como tener a tus seres queridos en el mismo lugar y poder abrazarlos…

Algo particular que no debemos olvidar de esta cuarentena es que todos la sufrimos, obviamente en diferentes circunstancias y con distintas consecuencias. Ya sea que hayas perdido tu trabajo, desarrollado un problema de ansiedad o triunfado sin ninguna eventualidad, lo importante es, como siempre, aprender de estas experiencias. Tomar este nuevo panorama como una oportunidad para “resetear” tus comportamientos, tus círculos y hábitos para ser una mujer plenamente feliz. Básicamente es sacarle jugo a esta situación tan terrible.

Y bueno, un gran filtro para empezar con esta nueva desintoxicación es realizar un pequeño cuestionario de felicidad: conforme vayas retomando tus actividades, no dejes de preguntarte si esas acciones o personas en verdad te dan alegría.

De acuerdo con el Dr. Tal Ben-Shahar, especialista en Psicología Positiva de Harvard, debemos tomar en cuenta cinco cosas que nos llevarán a una felicidad integral: la primera es el bienestar espiritual que básicamente se refiere a vivir el presente. Estos días de encierro seguramente nos harán valorar cada actividad, persona y privilegios que gozamos.

La segunda es el bienestar físico. Si fuiste de las que comenzaron una nueva rutina y tomaste clases en Zoom o una nueva cuenta fit en Instagram, no olvides continuar con ese excelente hábito. El Dr. Ben-Shahar afirma que, aunque debemos tratar de hacer ejercicio, por lo menos 30 minutos diarios, no debemos olvidar los descansos.

Para el tercer punto, el experto se enfoca en el bienestar intelectual. Y esto no se refiere a tu IQ, sino al entendimiento profundo de lo que hacemos, vemos y leemos. Es decir, enfocarte en lo que esta cuarentena te dejó y aplicar la mayor cantidad de lecciones en tu día a día. No te atrevas a dar nada por sentado, recuerda lo rápido que puede cambiar todo.

El cuarto aspecto es uno de los que más trabajo nos costó, el bienestar relacional; este se refiere sencillamente a las relaciones que entablamos con otras personas. Aunque tratamos de no perder la cordura haciendo “reuniones” y “fiestas” en Zoom, no hay nada como tener a tu familia y amigos en el mismo lugar y poder tocarlos y abrazarlos como seguramente lo merecen. Ahora, que las convivencias presenciales vuelven a estar permitidas, date la oportunidad de valorar a tus seres queridos. Una gran manera de hacerlo es dejar de revisar el celular mientras estés con ellos, ¡guárdalo!

Finalmente, el último aspecto es el bienestar emocional: el experto afirma que nadie alcanzará la verdadera felicidad hasta que aceptemos que somos seres humanos y cometemos errores. Vaya que este punto nos cuesta trabajo. Ahora más que nunca, debemos aprender de esos desaciertos que tuvimos, pero no castigarnos por haberlos cometido, sino tratar de no tropezar con la misma piedra.

Y bueno, ahora que todo parece estar volviendo a tomar su curso, recuerda que hemos cambiado, que somos personas completamente distintas y eso es algo bueno. Hay ocasiones en que un giro ocurre solo después de una revolución, de una tormenta, pero es una de las mejores oportunidades que tendremos para valorar quiénes somos, lo que tenemos y lo que queremos llegar a ser. Y todo esto de la mano de la gente que nos rodea y ama. 

Fuente: Cosmopolitan

NAMASTE

Compartir esta entrada