LA RESPIRACIÓN, EL SECRETO DE LA VIDA

admin/ mayo 22, 2021/ Mensajes positivos/ 0 comentarios

Respiramos desde que nacemos hasta que morimos y la mayor parte de las veces no somos conscientes de la importancia de un gesto tan sencillo que no sólo nos permite seguir vivos, sino que se revela como una garantía de salud física y mental.

Vivimos en vez de morir de asfixia, y eso nos hace pensar a menudo que el tema de la respiración está resuelto; pero la diferencia entre respirar bien o mal no supone una diferencia entre la vida y la muerte, sino entre la salud o la falta de ella. La vida comienza con el primer respiro del recién nacido y acaba con la exhalación del último suspiro.

Si comparamos el oxígeno con otros elementos indispensables para la vida, observamos que una persona podría mantenerse con vida sin beber agua o cualquier otro líquido casi una semana, en el mejor de los casos; se pueden pasar varias semanas sin comer alimento sólido y, de acuerdo con los experimentos más osados, hasta dos meses sin dormir.

Pero sin oxígeno no podríamos sobrevivir ni siquiera 15 minutos. Es más, las células de nuestro cerebro apenas resistirían tres minutos sin ser fatalmente dañadas por la carencia del preciado gas.

No hay mucha gente consciente de la importancia del oxígeno, y también del dióxido de carbono, en nuestras vidas. Se sabe que es importante respirar bien en el deporte, en las artes marciales, en el yoga… pero la importancia de respirar bien va más allá y lo engloba todo, cada acto de nuestras vidas.

LA RESPIRACIÓN, UN ANTIESTRESANTE

Es muy probable que hoy recibamos en un sólo día más estímulos de los que nuestros ancestros experimentaban a lo largo de toda su vida. Empezando por la alarma del despertador y acabando por las noticias de la noche, pasando por las horas de sueño defendidas contra la actividad cotidiana y la guerra permanente contra el reloj, nuestra vida se ha convertido en una carrera permanente y como consecuencia, nuestro cuerpo se ha acostumbrado a mantener un extraordinario nivel de estimulación y aceleración. Y mucho antes de que lleguen los infartos o la hipertensión, lo primero que sucede en nuestro organismo ante una situación de estrés es un cambio en la respiración.

La consecuencia lógica de una vida sometida al estrés permanente es un cambio permanente en la respiración, un hábito nuevo que nada tiene que ver con lo que sería la respiración natural. Y ése es el objetivo de todas las terapias respiratorias: recuperar la respiración natural. Volver a los orígenes, a la salud.

¿POR QUÉ RESPIRAR ES TAN IMPORTANTE?

AI respirar, nuestro cuerpo absorbe el oxígeno que necesita para vivir y se libera del dióxido de carbono que no cumple ya función alguna. Al inhalar aire, la sangre absorbe el oxígeno y recorre todo el organismo para abastecer a las células que lo necesitan para que puedan producir energía gracias a la combustión de ese oxígeno. El dióxido de carbono es el producto sobrante de este proceso.

Si no respiramos bien, nuestros pulmones no reciben suficiente oxígeno; por consiguiente, nuestra sangre no obtiene la cantidad suficiente para ofrecer a las células el aporte energético que necesitan. Esta falta de oxigenación es por tanto la culpable de muchas de nuestras enfermedades físicas y psíquicas, como problemas de corazón o hipertensión y, por supuesto, estados de ansiedad, depresiones…

Fuente: REVISTA INTEGRAL

NAMASTE

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*