Aprendiendo de lo nuevo...

Cada día aprendemos algo nuevo…

 

Aprender no es acumular datos, fechas o memorizar. Aprender es el acto de avanzar como persona reinventándonos cada día para adaptarnos mejor al entorno. Quien es rígido en sus esquemas de pensamiento nunca podrá ver más allá de la montura de sus propias gafas.

 

·         prender es descubrir algo nuevo cada día para mejorar como persona, para reconocer errores y superarlos, para admitir enfoques ajenos que pueden ser tan válidos como los nuestros.

·         Tampoco podemos pasar por alto la necesitar de almacenar “reserva cognitiva“. Según dos estudios llevados a cabo en la Universidad de la Rioja, a mayor actividad cerebral desarrollada a lo largo de nuestra vida, mejor afrontamos la vejez y cualquier posible demencia. 

 

Es necesario entender que la propia existencia es un aprendizaje continuo que hemos de asumir con ilusión y apertura mental y emocional.

 

Aprende algo nuevo cada día, solo así podrás madurar, “florecer” y mejorar para acercarte a ese ideal de persona que se encuentra en tu interior esperando emerger.