Eleva tus Estandares

 

Tu vida es un reflejo directo de los estándares que tienes, tanto para ti como para los demás.

 

Esta es una verdad casi universal que se aplica a cada aspecto de tu vida. Desde tu profesión, hasta tu apariencia, tus relaciones y tus finanzas, todos se rigen por los estándares que los mantienen. La mayoría de las veces estos estándares se establecen inconscientemente, ya sea adaptados del entorno o adoctrinados en ti por tu familia, y tus estándares generalmente se establecen mucho más bajos de lo que tu puedes lograr.

 

MANTENTE RESPONSABLE POR UN ESTÁNDAR MÁS ALTO QUE LO QUE ALGUIEN EXPECTA DE TI. NUNCA TE EXCUSES A TI MISMO

 

 

En palabras de Tony Robbins, “si no estableces estándares de referencia para lo que aceptarás en tu vida, te resultará fácil adoptar comportamientos y actitudes y una calidad de vida muy por debajo de lo que te mereces.” No es difícil ver que esta es la norma, no la excepción.

 

¿Tomarás la decisión de permanecer en la norma, o decidirás mantener tu vida a un nivel más alto y convertirte en una excepción?

Identificando tus estándares

Averiguar cuáles son tus estándares para diferentes áreas de tu vida es tan simple como tomarse el tiempo para simplemente observar esa parte de tu vida.

El mejor ejemplo es la apariencia personal. Independientemente de cómo mires en este momento, refleja tus estándares actuales para tu apariencia. No importa cómo te veas, y no hay ningún juicio involucrado aquí. Una vez que comienzas a juzgar, te pones a la defensiva y comienzas a ver la realidad a través de una película protectora. No hay correcto o incorrecto en este momento: simplemente es.