Define Tus Metas

 

¿Puedes definir tus metas personales? ¿Por lo menos has establecido alguna meta fija para ti mismo? Si no te has preguntado “puedo fijarme metas para mí mismo. ¿Podré estar en seis meses dónde quiero estar?” 

Es una estadística triste, pero sólo el 4% de nuestra sociedad ha establecido realmente metas para sí mismas. No puedes esperar lograr algo diferente en tu vida si no puedes definir tus objetivos personales. ¿Quieres que tus hijos tengan una vida exitosa y fácil? Estoy seguro de que te gustaría ser un buen modelo a seguir y enseñarle a superar tus miedos y trabajar hacia adelante lo que desee emprender.

Las metas y objetivos personales afectan a las familias y por eso en tus metas  debes considerar la fijación de metas y objetivos familiares para obtener lo mejor de lo mejor y logra un impulso más firme que te  lance a la riqueza, el éxito, la felicidad. Si aprendes a definir tus metas personales, tu familia va a seguir tus ejemplos. Sería muy bueno que tu hijo reciba una beca pagada por completo ya que esto le ayudaría a cumplir muchos de sus objetivos académicos. 

La meta está relacionada con una necesidad que decidimos satisfacer o con un malestar importante que queremos eliminar. Para tener la motivación, energía y constancia necesarias para lograr una meta, ésta debe de ser nuestra. Basada en nuestros deseos, sentimientos, valores y necesidades. Si es una meta impuesta por alguien más o es parte de la cultura, difícilmente la vamos a lograr. Nunca es demasiado tarde para comenzar a establecer metas para ti mismo. Sin embargo, si verdaderamente deseas tener éxito en cualquier cosa, debes comenzar hoy. La mayoría de las personas no comienzan el establecimiento de metas propias porque no saben cuál es el primer paso de ese proceso.

Una de las cosas que hago para mantener siempre la mente y el empeño en lo que deseo hacer, es llevando dicha meta escrita en un trozo de papel. Así soy capaz de verlo todo los días y recordarme que debo esforzarme para alcanzarla. Debemos tener en mente que el sacrificio –aunque suene drástico el término-, es un valor muy importante para superarnos en nuestra vida por la fuerza que imprime en nuestro carácter. Compromiso, perseverancia, optimismo, superación y servicio, son algunos de los valores que se perfeccionan a un mismo tiempo, por eso, el sacrificio no es un valor que sugiere sufrimiento y castigo, sino una fuente de crecimiento personal. El valor del sacrificio contempla dar ese “extra” también en casa, en ese horario y con esas personas que desean gozar de la compañía generalmente ausente de cualquiera de los miembros. Una vez de que des cuenta de lo que te impulsa y te apasiona, puedes empezar a poner en marcha tu plan de acción. Debes estar abierto a las oportunidades que vienen en camino.

Estar dispuesto a asumir riesgos, ya que sin eso nunca vas a lograr algo diferente a lo que hasta entonces has logrado. Si vas por la vida evitando riesgos, nunca cambiarás esos mismos patrones de vida establecidos hasta el momento. Nadie que haya evitado los riesgos en su vida ha logrado alguna vez algo grande. Incluso si echas un vistazo a las grandes hazañas de la historia, te darás cuenta de que todos y cada uno ha logrado algo solo venciendo cierto grado de riesgo.

Descubre cuáles son tus fortalezas y debilidades. Identifica cuáles son las cosas que no son compatibles con tus metas a largo plazo, esta es una manera de filtrar lo que son las distracciones y lo que es realmente necesario. Como lograr el éxito también depende de esta actividad. La planificación es una técnica de fijación de objetivos importante. Un plan eficaz es algo que ter permite con éxito poder identificar las interconexiones entre el corto plazo y los objetivos a largo plazo. La planificación de ideas se forma en nuestras cabezas y es una técnica de fijación de objetivos de gran alcance. Recuerda que Si no planificas no conocerás el éxito. 

Como lograr el éxito dependerá de que tengas un plan que te lleve hacia tu meta. Establecer objetivos personales es esencial para el éxito de una persona ya que nos ayudan a ordenar nuestra vida, nos señalan el camino, nos sirven de guía, nos revelan prioridades, nos ayudan a programar nuestro inconsciente para poder alcanzarlos, y nos sirven como fuente de motivación.

-Optimistas-